Saltar al contenido
Tienda online de artículos y ropa para la lactancia

7 reglas para una lactancia perfecta

Reglas de lactancia materna

La lactancia materna genera en ocasiones muchas dudas cuando vas a ser madre o acabas de ser madre, es el caso sobre todo si es tu primer hijo. Ahora bien, debes saber que una lactancia perfecta no es imposible. Si sigues estas siete reglas para una lactancia perfecta verás que amamantar a tu pequeño o pequeña es bastante más fácil de lo que parece.

De todas formas, el instinto de una madre es el mejor consejo que puedes recibir, especialmente cuando se trata del tema de la lactancia. Aparte, hay una serie de consejos que te puedes servir de ayuda para dejar de lado las dudas al principio y conseguir que la alimentación de tu bebé sea perfecta.

  1. Adopta siempre que sea posible una posición cómoda, ya sea sentada o acostada, intentando mantener el vientre del bebé muy cerca de tu propia barriga.
  2. Presta siempre atención a la posición en la que se encuentra el bebé. El recién nacido debe acostarse con la cabeza inclinada en relación con el resto de su pequeño cuerpo y debe mantener el cuello recto. Así conseguirás que no tenga que girar la cabeza para tomar el pecho.
  3. Es importante que la boca del bebé debe esté abierta de par en par. El objetivo es que tu areola esté  completamente cubierta por la boca del bebé. El labio inferior del recién nacido debería estar completamente plegado y su nariz y barbilla se deben mantener presionadas contra tu pecho. Si no es así, debes apartar tu pecho y volver a ponérselo.
  4. No se debe sacar el pecho agarrándolo en forma de pinza (apretando los dedos índice y corazón sobre el pezón). Si lo haces podrías bloquear los conductos galactóforos y aumentar el riesgo de mastitis. Un agarre en forma de “C” es mucho más ideal: con el pulgar a un lado del pecho y los otros dedos en el otro lado.
  5. Estate atenta a los mofletes del bebé, que deben estar hinchados, y a los ruidos que hace. No debe hacer ningún ruido de chasquido, porque esto indica que sólo está chupando el pezón. Si el bebé está tomando la leche correctamente, sus músculos deberán moverse hasta casi las orejas.
  6. Debes evitar usar perfumes y desodorantes porque los niños que amamantan se orientan por el olor y el sabor de la piel de la madre. Si lo haces, puede que el bebé se confunda y acabe por rechazar el pecho.
  7. Esperar a que el bebé deje el pecho y entonces ofrecer tu otro pecho para que continúe con su alimentación hasta que quede saciado.

Con estas sencillas reglas para una lactancia perfecta conseguirás que tu bebé se alimente y que tú ofrezcas su alimento de la manera más cómoda.